Amigos con los que compartimos viaje...

viernes, 16 de marzo de 2012

Túnel de San Adrián

Hoy nos desplazamos al sur de la provincia de Guipúzcoa, muy cerca tanto de la de Álava como de Navarra, y concretamente a un lugar ubicado entre las sierras de Aizkorri y Aratz.
Se trata del túnel de San Adrián, localizado a 1100 metros de altitud y que ha servido desde tiempos inmemoriales como paso y acceso desde la llanada alavesa a la costa vasca. Muestra de ello son los vestigios de una calzada romana en la salida sur del túnel natural, así como la gran cantidad de datos históricos que hacen del lugar un importante paso durante la Edad Media. Define el periodista Félix Ibargutxi el paso como “San Adrián era una especie de N-1 en la Edad Media. No había otra alternativa para comunicar Castilla y Francia. Por allí tenían que pasar los reyes, las princesas, los obispos, los mercaderes y el pueblo llano. Y en la mayor parte de las épocas fue un paso con peaje…
En la actualidad, y accediendo desde la vertiente guipuzcoana, vemos la entrada del túnel en lontananza, a medida que nos vamos acercando por el escarpado sendero que nos roba el aliento, y al que se nos une a modo de bienvenida un gran rebaño de cabras montesas, con su macho cabrío a la cabeza. Las ruinas de una antigua fortaleza jalonan la entrada, y tras un vistazo atrás para comprobar el desnivel ascendido, accedemos dentro del túnel, donde en primer plano vemos la ermita del Santo Espíritu.
La oquedad no es muy prolongada. Se ve con nitidez la salida y tras recorrerla y comprobar que la pendiente todavía no ha terminado, llegamos a la abertura opuesta, donde la caverna apenas tiene dos metros de altura.
Una vez fuera, lo que observamos nos deja extasiados. Decenas de caballos pastan tranquilamente por una planicie, donde observamos a distancia unos carteles a los que nos acercamos, caminando pausadamente entre los équidos que nos miran con cara extrañada, pero que no hacen ademán alguno de quitarse de nuestro camino, dejando claro quién es el que se ha apropiado de un terreno que no le corresponde.
Los carteles señalizan el Camino de Santiago, que transita por la mencionada calzada romana.
Quedamos unos minutos reponiendo fuerzas y disfrutando del hermoso paraje, hasta que, tras un último vistazo volteamos nuestros pasos para realizar el camino de vuelta al punto de partida, esta vez con el alivio del descenso.

































12 comentarios:

  1. Hola Pablo, es una bonita zona esta del túnel de San Adrián y muy agradecida para realizar senderismo.
    Efectivamente por ahí pasa el Camino de Santiago, que entra en España por Irún por el puente de Santiago y transita por la conocida Vía de Bayona que pasa por mi pueblo (Briviesca) para enlazar en Burgos con el Camino Francés.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Eso tenía entendido, pero esperaba que lo confirmases tu...jeje
    La verdad es que es una zona muy bonita y de fácil acceso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Como me gusta ese plural que utilizas en tu descripción.
    Por cierto si que es un lugar bonito de verdad.

    Abrazos frater.

    ResponderEliminar
  4. Ya sabes, una licencia literaria... jeje

    Ya te dije que era un lugar muy chulo.

    Abrazos frater

    ResponderEliminar
  5. Me ha sorprendido lo bonito del paraje y lo virgen del país .... me pregunto que historias ocultas tendrá ese tunel ... (Akelarres???) ... nunca se sabe, el norte oculta muchos lugares mágicos ...

    Un saludo.
    Alfonso - www.thewotme.com -

    ResponderEliminar
  6. Razón tienes Alfonso, todo el norte es leyenda y lugares mágicos... por lo que he leído de este lugar, lo que si que era un paso casi obligado para llegar a la costa vasca desde la meseta, por lo que aparte de tener peaje durante mucho tiempo era sitio propicio para emboscadas y atracos... hay por ahí una historia (parece ser que mas leyenda que historia), que dice que era el único lugar donde los reyes tenían que bajar su cabeza, al entrar por la parte sur del túnel... leyendas y mas leyendas...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Que hermosura de paisajes, Pablo. Tan distintos a los mediterráneos. Allí triunfan los verdes, las rocas se encastillan más, el tiempo parece que se ha detenido en siglos atrás, entre arcaismos y etnografía. Todo ello incita al viaje y cuando ves tanta hermosura, dejando en suspenso el ánimo, dices: Caray, vaya vivero de sensaciones se obtienen con estos paisajes, lejos de semáforos y del asfalto de las urbes.

    Un placer leerte, querido yerno.

    Luis.

    ResponderEliminar
  8. Pues Luis, desde esta posición de San Adrián se puede acceder al Aizkorri que es el monte mas alto de la sierra, de unos 1600 m., y por lo que se, el acceso es bastante sencillo... ya sabes...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Impresionante y completo reportaje. Enhorabuena por reflejar en tus fotografías esos bellos parajes naturales.

    Saludos desde Salamanca.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tus palabras Villa, un placer volver a verte por aquí.
    En Año Nuevo estuve en tu Salamanca, y volví a enamorarme de ella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Que hermosos paisajes!, me encanta tanta naturaleza!

    ResponderEliminar

Deja tus impresiones: